" La tarea de la arquitectura es darle una
estructura más sensible a la vida"
. Alvar Aalto

El ámbito edilicio sirve de sostén, de continente, al desarrollo de las distintas actividades que en él se generan. Podemos entenderlo como la vivienda de una comunidad de personas, debiendo responder a las características e idiosincrasia de la población que alberga.
La arquitectura es un hecho dinámico; si logramos entenderlo así, podremos resolver fácilmente cualquier proyecto arquitectónico que encaremos. Cada edificio debe expresar claramente su función. El adulto mayor es el protagonista del hecho arquitectónico que nos ocupa y tenemos que encontrar las soluciones edilicias adecuadas en función de él.
El uso, el usuario y la actividad, integran la ecuación que determinará las características de cada hogar.
Ya en el interior y en función del uso; podemos hablar de áreas diferenciadas, que mantienen una relación dialéctica y dinámica entre sí.


Se diferencian de la siguiente manera

1- Área de uso privado
2- Área de uso comunitario
3- Área de servicios
4- Área de apoyo

Las dimensiones de estas áreas variarán según el tamaño o tipo de hogar.

El usuario, el adulto mayor, es el protagonista y quien determina las características espaciales.
La actividad son las distintas tareas que se desarrollarán en las áreas determinadas .
El acceso al hogar o puerta de entrada es el espacio transicional entre el interior y el exterior, entre el ámbito edilicio y el ámbito barrial; es el elemento que posibilita el vinculo entre estos dos ámbitos.

Traspasando el acceso nos encontramos con un primer espacio, la recepción, que sirve como distribuidor de las áreas del hogar.
Dormitorios y baños corresponden al área privada .
Sala de estar, comedor, salones de uso múltiples (SUM), talleres, salas de dimensiones reducidas pertenecen al área de uso comunitario.
Cocina, despensa, depósitos, lavadero, ropería y vestuario, sanitario, comedor para personal constituyen el área de servicio.
Sala de espera, oficina administrativa, enfermería, consultorio, sala de reunión para profesionales son los ámbitos del área de apoyo.

Áreas de uso privado

Dormitorios : Son los lugares de mayor intimidad para el adulto mayor. Su superficie esta regida por una relación de 15 m3. por cama con alguna variación según las legislaciones. Con relación a su funcionalidad se generarán espacios de fácil y cómodo desplazamiento para los usuarios, que en algunos casos se movilizan en sillas de rueda o con andadores. Con respecto al número de camas se acepta como óptimo 2 y como máximo 4. La iluminación y ventilación de estos ambientes debe ser directa y natural. Su equipamiento debe responder a las características del usuario y contar como mínimo con una cama, una mesa de luz, un armario, un aplique cerrado y un llamador.

Conviene que la decoración de este ámbito sea realizada por los residentes, que tienen así la posibilidad de ubicar sus pertenencias, y mantener su identidad.

 

Baños: Con respecto a su ubicación, pueden ser privativos de la habitación o encontrarse fuera de la misma manteniendo una relación de cercanía. Es aconsejable la existencia de un núcleo sanitario contiguo a las áreas de uso colectivo. Siendo un espacio de alto riesgo, es fundamental considerar las superficies de aproximación a los artefactos, que son conflictivas para personas que tienen dificultades de desplazamiento. Es también importante que en todo hogar haya un sanitario cuyas características permitan el uso de sillas de ruedas. Las condiciones de seguridad se cumplirán instalando los barrales correspondientes en duchas, bañeras, inodoros y bidets.

Áreas de uso colectivo: El comedor y la sala de estar deben ser lugares diferenciados, de acuerdo a las actividades que se realizan en cada uno de ellos. El mobiliario será acorde a las características del usuario, mesas para 4 ó 6 personas que permiten una mejor comunicación entre los residentes, sillas firmes y resistentes con apoyabrazos, sillones altos con apoyabrazos, que permitan sentarse e incorporarse con la menor flexión posible. Los SUM o salones de usos múltiples son espacios que permiten la realización de diversas actividades sin alterar el funcionamiento diario del hogar.

Áreas de servicios Cocina y depósitos: Con respecto a la ubicación de la cocina dentro del hogar, debe ser contigua al comedor o de lo contrario habrá que utilizar carros térmicos para transportar la comida. No tendrá que estar conectada a depósitos ni lavaderos, pero podrá ubicarse en forma contigua a los primeros para su mejor funcionamiento. Se necesitará un depósito para alimentos no perecederos y otro para alimentos frescos. Se dispondrá de un deposito aparte para artículos de limpieza. Dichos locales tendrán pisos y revestimientos lavables, para mejor preservación de los alimentos y elementos en ellos alojados.

Lavadero: Es un local independiente, en ningún caso estará conectado con la cocina. Contará con un espacio para almacenamiento de los productos químicos, un área de lavado y secado y otra de planchado con sus correspondientes sectores de ropa sucia común y ropa sucia contaminada, disposición que exigen las normas de bioseguridad. Sectores para personal El personal tendrá un sanitario y vestuario propio. Es conveniente disponer de un lugar propio para descanso y comidas, desconectados del resto de la población del hogar.

Áreas de apoyo

Oficina administrativa :
Se ubicará preferentemente contigua a la recepción

Office de enfermería y consultorio médico :
Su equipamiento responderá a las necesidades de la atención médica de los residentes.
Sala de reuniones del personal profesional :

Puesto que el trabajo del personal profesional se plantea en forma interdisciplinaria, se contará con un lugar propio para realizar sus reuniones.

El esquema circulatorio funciona como una gran malla de sostén para las áreas antes citadas, compuesto por núcleos verticales (escaleras y ascensores) y horizontales (pasillos). Con respecto a las escaleras deberán contar con pasamanos de ambos lados, puerta de protección, pedada antideslizante y nariz evidenciada en sus escalones. El ascensor contará con puertas que permitan el cómodo ingreso de sillas de ruedas con acompañante. Tendrá además localización sonora y luminosa. En cuanto a los pasillos serán de fácil lectura, su ancho permitirá el paso de sillas de ruedas, estarán libre de desniveles y tendrán pasamanos en ambos lados, con elementos de seguridad para un cómodo desplazamiento.

Debemos tener en cuenta los espacios a cielo abierto, las áreas descubiertas que sirven no sólo para el goce y disfrute de los residentes, sino que pueden también ser utilizadas para desarrollar diversas actividades cuando las condiciones climáticas lo permiten.

Todo lo planteado está relacionado con la funcionalidad edilicia, funcionalidad que es indispensable tener en cuenta, al realizar cualquier proyecto de Residencia Geriátrica.

Autora de la nota:
arq. MARTHA BLANCO CAMBIAGGIO

HOGAR PARA PERSONAS MAYORES - Su arquitectura -
ADAPTACION DE LA VIVIENDA DE ACUERDO A LAS NECESIDADES DE LAS PERSONAS MAYORES (Parte I)
ADAPTACION DE LA VIVIENDA DE ACUERDO A LAS NECESIDADES DE LAS PERSONAS MAYORES (Parte II)
ANCIANIDAD Y ARQUITECTURA
HOGAR PARA PERSONAS MAYORES - Su arquitectura -